“Más que teatro, experiencias.” “Un particular y seductor descenso a los infiernos”

Justo Barranco. La Vanguardia,